Archivo del sitio

PROGRAMACIÓN SOCIOS EN LOS GOYA: viernes 13 de junio

CINE DORÉ: SESIÓN 21:40

El Columpio (Dirección: Álvaro Fernández Armero; Año:1992)
Un encuentro casual de dos jóvenes, protagonizados por Coque Malla y Ariadna Gil, en una estación del metro de Madrid. Premio Goya al Mejor Cortometraje de Ficción en 1993.

Columpio_Corto

En la foto: El Columpio

La Viga (Dirección: Roberto Lázaro; Productor ejecutivo: Miguel Ángel Barbero; Año: 1996)
En un pueblo de Castilla, a finales del siglo XIX, un maestro de escuela y el alcalde discuten acerca de quién debe acometer las obras de rehabilitación de la escuela pública. El tiempo pasa y no se llega a una solución. Premio Goya al Mejor Cortometraje de Ficción en 1997.

En l foto: La Viga

En la foto: La Viga

Pantalones (Dirección: Ana Martínez Álvarez; Producción: David Martínez; Año: 2000)
Cortometraje de ficción experimental que trata con mucha ironía la diferencia entre hombres y mujeres. Premio Goya al Mejor Cortometraje de Ficción en 2001.

En la foto: Pantalones

En la foto: Pantalones

Díez Minutos (Dirección: Alberto Ruiz Rojo; Producción: Artificción Producciones; Año: 2004)
Enrique llama al servicio de atención al cliente de la empresa donde tiene contratado su número de teléfono. Contesta a la llamada Nuria, una operadora. Pero solo tiene díez minutos para convencer a Nuria de que le facilite un número marcado desde su móvil. De ello dependerá que Enrique recupere o pierda al amor de su vida. Premio Goya al Mejor Cortometraje de Ficción en 2004.

En la foto: Díez Minutos

En la foto: Díez Minutos

 

Socios en los Goya

'Aquel no era yo', ganó el Goya y fue nominado a los Oscar.

‘Aquel no era yo’, ganó el Goya y fue nominado a los Oscar.

Durante estos 25 años, la Plataforma Nuevos Realizadores ha ido sumando socios a sus filas. Socios con grandes cortometrajes a sus espaldas, que han llegado a ser premiados en los Goya o, incluso, a ser nominados en los Oscar. Para homenajearles, la PNR ha preparado dos sesiones en las que se proyectarán algunos de estos trabajos.

Antonio Conesa fue uno de los primeres socios que resultó nominado a los premios de la Academia española, en 1993. Fue gracias a Huntza, un cortometraje que aborda los efectos del conflicto terrorista vasco en la sociedad guipuzcoana. Para ello se sirve de tres perspectivas distintas: un joven que presencia el asesinato de un amigo mientras se encuentran en un bar, la muerte de un guardia civil y la disciplina a la que se haya sometido un joven integrante de un comando etarra.

Extracto de 'El columpio', protagonizado por Ariadna Gil y Coque Malla.

Extracto de ‘El columpio’, protagonizado por Ariadna Gil y Coque Malla.

A pesar de la delicadeza del tema que aborda, la pieza logró varios galardones, aunque se quedó a las puertas del Goya. Cinco años después, un corto de Conesa volvió a resultar nominado, Campeones, pero tampoco logró el cabezón. En ambas ocasiones, Juan Vicente Córdoba, socio de la PNR, se encargó de la producción de las piezas. Sin embargo, Córdoba también ha estado nominado como director de cortometrajes. Es el caso de Entre víasYo soy de mi barrio.

Uno de los contricantes de Conesa en 1993, y el que le arrebató el premio, fue otro socio de la PNR: Álvaro Fernández Armero. El columpio, protagonizado por Ariadna Gil y Coque Malla, se alzó ganador con una posible historia de amor entre dos jóvenes que esperan a que llegue el metro.

Justo un año después, el socio Santiago Segura, ese actor y director tan conocido ahora por Torrente, se alzaba con el Goya a mejor cortometraje gracias a Perturbado. Fue una de sus primeras producciones y, como es habitual en él, trató a un personaje asocial, extraño y maníaco. El propio Segura interpretaba a un chico solitario obsesionado con el sexo que se convierte en el asesino de una mujer y comienza a ser tratado por un grupo de psiquiatras.

Roberto Lázaro fue también galardonado en la década de los noventa (en 1997), gracias a La viga, un cortometraje de alto contenido político que representa la visión de la escuela por el poder a finales del siglo XIX. Lázaro no sólo fue premiado por la Academia, sino que triunfó en Portugal y América, alcanzando una gran notoriedad allá donde se presentó.

'Confluencias', pieza ganadora en 1999.

‘Confluencias’, pieza ganadora en 1999.

Para finalizar la década y el siglo XX, Pilar García Elegido (asesora de cine de la Comunidad de Madrid desde 2004) logró el Goya a mejor cortometraje documental por Confluencias. La directora se trasladó a Cuba y rodó durante la Bienal de Arte de La Habana, con el objetivo de capturar la relación con el arte contemporáneo con la memoria.

Ya en el año 2001, Ana Martínez Martínez logró el cabezón en la categoría de cortometraje de ficción por Pantalones.  A través de una pieza de cine experimental, la directora denuncia la discriminación que sufren las mujeres en el ámbito laboral. En tan sólo cuatro minutos, se presentan a dos mujeres que hablan del excelente currículum de un hombre, que lo convierte en el candidato ideal para un puesto de trabajo, y dos hombres, de la preparación de una mujer, que, a pesar de ser excelente, no será suficiente para contratarla.

Tres años después, fue Daniel Guzmán el galardonado, con Sueños, un cortometraje producido por el socio César Martínez. El conocido actor mostraba a dos niños en una azotea durante una tarde de verano disfrutando de su tiempo libre tirando huevos a los transeuntes mientras que hablan del futuro. Guzmán logró además con esta pieza la Espiga de Oro al mejor cortometraje en la Seminci de Valladolid.

Adrián Gordillo y Adam Jezierski protagonizan 'Sueños', ganador del Goya en 2004.

Adrián Gordillo y Adam Jezierski protagonizan ‘Sueños’, ganador del Goya en 2004.

Alberto Ruiz Rojo fue el siguiente premiado de la PNR en los Goya. Ocurrió en 2005 y fue por Diez minutos, un corto en el que el protagonista tiene el tiempo que el título indica para convencer a la operadora de su compañía telefónica de que le facilite un número marcado desde su móvil, para así recuperar al amor de su vida. Ruiz Rojo, que obtuvo numerosos premios con esta pieza, algunos en el extranjero,  quiso criticar la sociedad en la que nos encontramos, donde prima la comunicación, pero falta el contacto directo entre las personas.

Los años 2008 y 2009 fueron excelentes para los socios de la PNR. En el primero, Lucina Gil obtuvo el Goya a mejor cortometraje documental por El hombre feliz, en el que ironiza sobre las razones de la felicidad mediante el personaje de Pepe Perea Perdigones, un hombre de 74 años residente en Alcorcón que no posee grandes cantidades de dinero o disfruta de una vida social trepidante.

Natalia Millán protagoniza 'El Paraguas'.

Natalia Millán protagoniza ‘El Paraguas’.

Al año siguiente, fueron dos socios los que resultaron ganadores de los premios de la Academia. En la categoría de cortometraje documental, Ángel Loza por Héroes, no hacen falta alas para volar, que retrata la vida de Pascal Kleiman, un Dj francés residente en España que nació sin brazos. En la de ficción, Isabel de Ocampo lo consiguió con Miente, un relato que aborda el tráfico ilegal de mujeres a través de una prostituta del este de Europa que roba una flauta para regalársela a su hermana. De Ocampo logró también el premio a mejor corto en el Festival Cinespaña de Toulouse.

Las dos pasadas ediciones de los Goya también trajeron muchas alegrías a los socios de la PNR, ya que estuvieron nominados Esteban Crespo y Eduardo Cardoso. El primero se hizo con el galardón gracias a Aquel no era yo, que fue también nominado a los Óscar. Un cortometraje sobre la vida de un niño soldado de una región africana y el encuentro con una cooperante española que viaja a la zona con su pareja para rescatar a estos pequeños. Cardoson estuvo nominado por El paraguas de colores, un cortometraje financiado mediante crowfunding en el que Natalia Millan protagoniza a una mujer que decide seguir a su marido tras sospechar que oculta algo.

María Matos Elices

 

La Plataforma Nuevos Realizadores en los Premios Goya

“Socios en los Goya”. Así se titula el ciclo de proyecciones que se presentará en las próximas semanas en el Cine Doré de la Filmoteca Española. Con ocasión del 25º aniversario de la PNR se proyectarán obras de los socios que han sido galardonadas o nominadas en los Premios Goya.

En la primera sesión, que tendrá lugar el viernes 30 de mayo a las 20:00, se proyectarán los cortometrajes: Huntza de Antonio Conesa (1992), Confluencias de Pilar García Elegido (1998), Miente de Isabel de Ocampo (2008) y el recién nominado al Oscar Aquel no era yo de Esteban Crespo (2013).
El viernes 13 de junio a las 21:40 se presentarán otras cuatro obras maestras en formato corto: El columpio de Alvaro Fernádez Armero (1992), La viga de Roberto Lázaro (1996), Pantalones de Ana Martínez Martínez (2001) y Díez minutos de Alberto Ruiz Rojo (2004). Con esta última cita cinematográfica se concluirá el ciclo dedicado al 25º aniversario de la PNR.

Cada sesión de proyecciones será precedida por una breve presentación por parte de los directores o directoras de cada cortometraje. Él público interesado tendrá la oportunidad de disfrutar de estas perlas del séptimo arte y de sus creadores en una de las salas más emblemáticas de la capital (Cine Doré, c/Santa Isabel 3) y al módico precio de 2,50 € por sesión.

Ciclo 25 años PNR. Del 19 de mayo al 13 de junio: un mes de encuentros y proyecciones imprescindible para todos los amantes del cine.

 

Nota de prensa